WhatsApp Image 2020-11-01 at 09.52.03

TERCERA 0 – 2 EGÜÉS

Inexplicable lo acontecido ayer en el Nuevo Areta en lo que al cuadro local se refiere. Si hasta el día de ayer todo eran buenas sensaciones actitudinales que como consecuencia originaban una equipo serio y con opciones, en un abrir y cerrar de ojos cambiaba lo visto hasta el momento. Y precisamente por el formato de la actual competición, no es ésta una temporada para regalar nada y permitirse ciertos lujos como el de ayer, donde la concentración y la actitud brillaron por su ausencia. Este equipo es mucho más de lo que se vio ayer, muchísimo más; pero como dijo ese gran técnico en su día: «Si nos relajamos, somos muy malos».

Evidentemente enfrente estaba un Valle de Egüés que no ponía las cosas fáciles y supo aprovechar el regalo que a los 2 minutos del inicio hacían los locales. Hicieron su partido de muy buena manera y se llevaron con toda justicia los 3 puntos con total autoridad y oficio. Enhorabuena!!!

De cualquier forma, no quieren ser estas líneas una crítica facilona del repaso de ayer, sino todo lo contrario, pretenden ser el empuje para dar marcha atrás y coger la senda por donde veníamos meses atrás. Suele decirse en estos casos: «Partido para olvidar». Pues nada más lejos de la realidad. Este debe ser un partido para enmarcar y echarle un vistazo de vez en cuando para no olvidarnos del «premio» que tendremos actuando de esa manera.

Semana de reflexión la que le espera al cuadro de Pedro, que tendrá que trabajar sin duda el aspecto emocional de la plantilla para retomar el buen camino andado hasta ahora. No queda otra.

Lo positivo:

1) A pesar del mal partido realizado, hubo opciones para conseguir el empate, como en aquella ocasión a puerta vacía que no se lograba materializar. Seguro que hubiera sido un punto de inflexión en el mismo.

2) Este era nuestro segundo partido y gracias a Dios todavía queda margen, tiempo y puntos para reconducir la situación, aunque repetimos; esta es una liga muy corta donde los descuidos se van a pagar muy caros.

Ánimo equipo muchísima fuerza y a trabajar de manera infinita elevada a la enésima potencia, puesto que tanto el Club como vosotros, os merecéis una segunda oportunidad para dejar claro que lo del pasado Sábado fue un tremendo e inexplicable accidente.

Compartir esta noticia

Share on facebook
Share on twitter
Share on print
Share on email
Ir arriba